INICIO DE SESIÓN

¿Olvidó sus datos?
Activar Cuenta!
¿Eres veterinario?

REGÍSTRATE

Gracias por estar con CHipInPet®. Para acceder al portal como usuario haz click aquí

CHIP

Para aceder a la ficha técnica del chip de tu mascota haz click aquí

10 mitos sobre el comportamiento de los gatos

  • Los gatos son animales inteligentes, cariñosos y misteriosos. A pesar de su popularidad - y tal vez a causa de su aire de misterio - hay muchas ideas falsas sobre los gatos que causan tanto problemas sociales y físicos para ellos. 

    Presentamos 10 ideas comunes pero falsas sobre los felinos y la verdad detrás de ellas.

    1. Los gatos son animales solitarios y les gusta estar solos en casa. 

    Falso. La separación puede ser estresante para ellos. En concreto, la ansiedad por separación puede manifestarse en comportamientos como orinar y la defecar fuera de la caja de arena, vocalizaciones, vómitos, limpieza excesiva de su pelaje, falta de apetito, ansiedad a la salida o un saludo exuberante cuando regreses. Para mantener a tu gato feliz, es esencial limitar su tiempo solo y proporcionarle la estimulación y interacción adecuada en forma de juego, caricias, premios, juguetes y perchas. Si tienes un gato estresado, es esencial consultar con el veterinario.

    2. Las dificultades con la caja de arena son siempre un problema de comportamiento y no se pueden arreglar.

    Falso . No usar la caja de arena puede estar vinculado a un problema médico, o puede ser causado por estrés o ansiedad, así que debes empezar con una visita al veterinario. Una vez identificada la causa, existen varios métodos para reintroducir a tu gato al uso de la caja de arena, incluyendo el uso de feromonas felinas, cambiando el tipo de arena usada y tiempos de limpieza, aumentando el número de cajas de arena y la estrategia de localización de estas en la casa.

    3. Los gatos arañan porque son malos.

    Falso. Los gatos pueden arañar la piel humana por varias razones. A veces, los gatos aruñan expresando irritación o molestia, por ejemplo, si no se acariciados o miman de la forma correcta. Algunos gatos arañan jugando, si esto sucede, se debe mantener en su lugar y redirigir la atención del juego a un juguete. Un problema médico subyacente, como la artritis, también puede ser el culpable, haciendo que su gato se sienta incómodo y más propensos a aruñar. Si este es un tema recurrente, una visita a su veterinario es necesaria.

    4. Los gatos absorben la vida de un bebé recién nacido.

    Falso. La creencia de que un gato puede aspirar el aire de los pulmones del bebé es una leyenda urbana, nunca ha habido un incidente médicamente probado de que esto ocurra. En verdad, los gatos y los bebés pueden crecer lazos profundos y llevarse bien si sus interacciones son siempre supervisados ​​por los adultos y los problemas de conducta son abordados desde el principio.

    5. Los gatos no necesitan un tiempo especial de juego, ellos se entretienen a si mismos.

    Falso. Los gatos prosperan cuando tienen actividades diarias. Compartir el tiempo de juego con tu gato durante unos minutos varias veces al día, reduce comportamientos indeseables como el de interrumpir el sueño en la noche o despertarte temprano en la mañana.  Muchos gatos incluso disfrutan de salir a pasear y se les puede enseñar a caminar con una correa.

     6. Los gatos nunca se llevan bien con otros gatos. 

    Falso. Los gatos suelen disfrutar de la compañía de otros gatos. Si estás adoptando un gatito, puedes adoptar varios de la misma camada, lo que aumenta las posibilidades de crear vínculos con otros gatos. Dependiendo del gato, también puede ser posible traer otro adulto al hogar.

     7. Los gatos que rascan los muebles tienen problemas de comportamiento.

    Falso. Los gatos aman rascar porque pueden afilar sus garras, aliviar la ansiedad, liberar energía y también es una forma de marcar su territorio. Es injusto esperar que tu gato no rasque las cosas, ya que es un comportamiento perfectamente normal y esencial para la salud mental de tu gato. Puedes, sin embargo, redirigir sus garras a las áreas apropiadas proporcionando rascadores en áreas estratégicas de tu casa.

     8. Los gatos siempre se asustan en el consultorio veterinario y no hay nada que puedas hacer.

    Falso. Los gatos necesitan atención veterinaria regular, pero, por desgracia, un gran porcentaje de los gatos no ven al veterinario tan a menudo como deberían, sobre todo porque los propietarios creen que estas visitas son estresantes para los gatos. Las revisiones veterinarias periódicas son fundamentales porque ayudan a detectar problemas médicos en tu gato, incluso cuando no está mostrando ningún malestar evidente. Hoy en día, hay muchas clínicas que utilizan protocolos para consultas libres de estrés, incluyendo un manejo suave, salas específicas para gatos, golosinas y juguetes, para disminuir la ansiedad felina. Si su gato tiene problemas con visitas a la clínica, consulte a su veterinario para obtener consejos sobre cómo usted puede ayudar a hacer la experiencia menos estresante.

    9. Los gatitos no necesitan socialización ni entrenamiento.

    Falso. Los gatos tienen su período de socialización durante 2a y 7a semana de edad, donde aprenden sobre su entorno y lo que es "seguro" e "inseguro" para él. Este es el momento clave para ayudar a tu gato a adaptarse a su entorno y construir lazos con los demás.

     10. los maullidos no significan nada y se pueden ignorar.

    Falso. El maullido del gato es la forma de comunicarse contigo. Los gatos suelen ser recompensados ​​por sus maullidos; si tu gato maúlla con suficiente persistencia, puede provocar una respuesta de tu parte, desde una acariciar o ganarse un snack. Sin embargo, los maullidos excesivos puede estar vinculados a problemas médicos, como la demencia, el hipertiroidismo y la presión arterial alta, entre otros problemas.  Así que si hay maullidos extra debe ser investigado por su veterinario en lugar de ser simplemente ignorado.

BIOADVANCE DE CENTROAMÉRICA COPYRIGHT © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.